Las ramas cortadas de la moringa son lavadas en agua potable, introduciéndolas primero en una tina con agua pura, después se enjuagan en una tina con jabón biodegradable y posteriormente en tinas de enjuague sucesivo hasta dejarlas libres del jabón. Posteriormente las hojas son pizcadas a mano y secadas a la sombra con la finalidad de mantener las propiedades de la planta.

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
https://moringapura.com/tierra-pura/rancho-tierra-pura-moringa-organica/pizcado-y-secado">
Twitter